Huella de Carbono, esperanza de vida

Este 2020 ha sido un año difícil para la humanidad, cambiamos la forma de ver el mundo y estar más comprometidos con el entorno que nos rodea. El deterioro de la naturaleza, exige tener conciencia sobre la contaminación y los peligros que representan para el desarrollo de la sociedad.

Tenemos el compromiso de proteger el medio ambiente. El cambio de nuestros hábitos es una oportunidad para construir una economía diferente, donde se impulsen empleos sostenibles, el crecimiento verde y una forma distinta de vida. El método para medir la huella que dejamos debido a la emisión de gases de efecto invernadero, producto a la actividad humana, se le denomina huella de carbono.

En el Perú este método lo desarrolla el Ministerio del Ambiente y permite conocer los avances y logros de las organizaciones públicas y privadas en la reducción de sus emisiones de gases de efecto Invernadero, así como las acciones que realizan para reducirlas.

Por citar un ejemplo, durante la Organización de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Lima 2019 se consiguió neutralizar la huella de carbono a lo largo de todo el evento deportivo. Ello fue gracias a la donación de 370 mil bonos de carbono por parte de la empresa privada peruana PETRAMAS.

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono es un método utilizado para calcular el impacto que provocamos los seres humanos en el medio ambiente. Se determina en función de las emisiones de gases de efecto invernadero que generan las personas, empresas y organizaciones de manera directa o indirecta.

Permite identificar con mayor claridad cuál es el impacto que se deja sobre el medio ambiente en términos de:

  • Emisiones de CO2 producto de las operaciones diarias de una empresa.
  • Emisiones de CO2 producto de las actividades diarias de una persona o casa familiar.
  • Emisiones de CO2 producto del ciclo de vida de la cadena productiva de un producto o servicio.

Un poco de historia…

Han sido muchas las iniciativas gubernamentales e institucionales para mitigar el daño que viene sufriendo el planeta. A continuación, te presentamos algunas:

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático – CNMUCC – (1992): una asociación de todos los países que son Partes en la Convención.

  • El protocolo de Kioto(1997): Es un protocolo internacional que pretende reducir las emisiones de GEI (Gases de Efecto Invernadero)
  • El acuerdo de París(2015): Presenta un plan de actuación para limitar el aumento del calentamiento del planeta.
  • Agenda 2030: Impulsada por la Asamblea General de la ONU, plantea 17 objetivos de desarrollo sostenible.

Los 17 objetivos de desarrollo sostenible descritos en la Agenda 2030 impulsada por la Asamblea General de la ONU

Aumenta la eficacia y competitividad de las empresas
Éste método ha generado beneficios para las empresas y organizaciones debido a que les permiten identificar mejor los puntos críticos que tienen con el medio ambiente durante la ejecución de sus procesos comerciales. De esta forma, pueden hacer correcciones, al mismo tiempo que generan incentivos para aumentar su eficacia y la competitividad.

Apostar por las energías que garantizan una mayor sostenibilidad permite una gestión adecuada de las empresas que las utilizan, permite examinar a conciencia el impacto de su huella de carbono y reducirla.

El cambio empieza por nosotros…

Las empresas pueden aplicar una serie de medidas para reducir la huella de carbono, que tendrán un gran impacto medioambiental y social.

  • Inscribirse en registros de la huella de carbono.
  • Desarrollar un Proyecto Clima del Fondo de Carbono para una Economía Sostenible.
  • Reducir el consumo de materias primas, energía o de productos.
  • Compensar la huella de carbono: realizando una aportación económica voluntaria a proyectos que consiguen reducir una cantidad de CO2 equivalente.
  • Reducir el uso de energía
  • Apostar por el abastecimiento sostenible: contar con proveedores o intermediarios que también tengan registrada la huella de carbono.
  • Reducir o adaptar la movilidad de los trabajadores y el transporte de mercancías.

Reducir el impacto medioambiental depende de todos

Para reducir o compensar la huella de carbono es necesario aplicar un conjunto de prácticas y dinámicas que aíslen o capturen el CO2 producido de la atmósfera.

Las empresas son agentes sociales imprescindibles para lograr una transformación hacia una sociedad baja en carbono y respetuosa con el cambio climático.

Bibliografía
https://geoinnova.org/blog-territorio/los-17-retos-del-mundo-para-el-2030/
https://es.wikipedia.org/wiki/Protocolo_de_Kioto
https://www.quironprevencion.com/blogs/es/prevenidos/pueden-empresas-reducir-huella-carbono