¿Cómo ser mamá y emprendedora?

Desarrollar, operar y hacer crecer una empresa requiere esfuerzo y dedicación, una actividad que las empresarias comparten con el rol de atender a la familia.

Con la maternidad llega una etapa llena de motivación que, para muchas es el motor impulsor de nuevos proyectos. ¿Cómo encontrar el equilibrio entre ambos roles?. Aquí te mostramos algunos ejemplos:

No te pongas límites

No debes dejar pasar la oportunidad de tener tu propio negocio, pues será el sustento o la entrada para tu familia y al mismo tiempo la oportunidad de desarrollarte como profesional.

Utiliza los canales digitales

Asegúrate de tener a disposición todas las herramientas necesarias para que tu rutina sea más simple y puedas cumplir tus objetivos de la mejor manera posible. Aprovecha al máximo las herramientas digitales para brindar un mejor servicio y agilizar los procesos.

Piensa en grande

Puedes comenzar con una idea o proyecto pequeño, pero siempre con la mente puesta en crecer cada vez más.

Sé flexible

Es importante que aprendas a balancear tus días entre hogar y negocio. Recuerda que también es importante darte un tiempo para ti y disfrutar de las actividades que más te gusten.

Emprende en algo que te apasione

Los emprendimientos no tienen que ser millonarios para ser exitosos, con que tu proyecto te haga feliz y tengas una remuneración, puedes darte por satisfecha.

Emprender un negocio es todo un desafío y para las madres que deciden recorrer este camino supone un gran reto. Sentirse realizada profesionalmente y conseguir tu propio ingreso para el sostén de la familia son la mayor inspiración para proyectar los nuevos proyectos.

Bibliografía

https://www.entrepreneur.com/article/313139

https://blog.hotmart.com/es/madre-emprendedora/