EL AHORRO UNA FORMA DE TRAZARSE OBJETIVOS A LARGO PLAZO

Educacion-financiera

Una clave importante de nuestras finanzas personales es el ahorro y para conseguirlo es recomendable establecer metas claras, realistas y accesibles.

El ahorro se define como la acción de separar una parte de los ingresos que obtiene una persona, con el objetivo de guardarlo para su uso en el futuro, ya sea para algún gasto previsto o imprevisto, emergencia económica o una posible inversión.

Debemos tener en cuenta que el ahorro es una forma de trazarse objetivos a largo plazo y a través de él podemos acercarnos a los mismos. Los propósitos pueden ser pequeños o grandes. Sin embargo, llevarlos a cabo necesitan esfuerzo y dedicación para lograrlo. Cumplir con este objetivo, es una experiencia satisfactoria y estimulante.

Sabemos que todos ahorramos de manera distinta de acuerdo a nuestra situación o necesidad. Alguna vez te has planteado la pregunta ¿Para qué ahorro? Pues bien, cada persona tiene objetivos que hace que nos esforcemos, que nos motivan a trabajar e incluso a hacer algunos sacrificios. Podemos ahorrar para cambiar de muebles, reparar el hogar, comprar un vehículo incluso tomar vacaciones, estos son tan solo algunos de los ejemplos de lo que una familia o un individuo pueden realizar por su cuenta propia gracias a la constancia y perseverancia que el ahorro puede significar.

Para conseguir estos propósitos es importante trazar una estrategia que indique un camino a seguir y nos ayude a prever dificultades.

Planear es fundamental para alcanzar cualquier objetivo. Establecer una estrategia te permitirá identificar los pasos a seguir: escribe en un papel la meta que deseas cumplir, ¿En cuánto tiempo planeas cumplirla?, ¿Qué cosas tienes a tu favor para cumplir tus objetivos? ¿Qué cosas tienes en tu contra?

Una vez se tiene claro el objetivo y lo que se quiere alcanzar con su ahorro, llega el momento de enfocarse y no perder de vista sus objetivos.